Consultorio de Sexualidad

El Dr. Borrás y Carolina, psicólogos y sexólogos del Instituto Espill de Valencia, ayudan a nuestros usuarios a solucionar sus problemas sexuales

Pregunta: Hola. Mi nombre es Silvia, tengo 25 años y soy de Valencia, siempre que he tenido relaciones sexuales con mis parejas nunca he quedado satisfecha... Me duele mucho el coito y nunca llego a tener orgasmos, ni vaginales ni clitorianos, solo consigo el orgasmo clitoriano cuando mi pareja me frota con los dedos, he probado con consoladores a tener placer pero no da resultado, apenas tengo también apetito sexual, no tengo deseo de que mi pareja me toque y si lo hace me siento incomoda (esto me ha pasado el otras relaciones)no se qué hacer ya... Muchas gracias.

Respuesta: Hola Silvia. Es bastante frecuente en las mujeres no alcanzar el orgasmo únicamente con la fricción del pene durante el coito. Las caricias simultáneas sobre clítoris durante la penetración, pueden facilitar a las mujeres la consecución del clímax. Estas caricias son igualmente aceptables dentro de la relación sexual y van dirigidas a aumentar el grado de excitación en la relación sexual. También existen posturas coitales que pueden estimular, a través del rozamiento, el clítoris de la mujer como por ejemplo, la postura en la que la mujer se sitúa encima de su pareja y controla el ritmo y la profundidad de la penetración. Las mujeres cometen con frecuencia el error de esperar que su pareja sepa lo que les excita sin hacerles saber lo que las hace disfrutar más. Si sientes que necesitas ciertos tipos de excitación para alcanzar el orgasmo, díselo y llevarlo a cabo sin ningún problema.
Respecto a los orgasmos vaginales y cliorianos, es un error contemplar dicha diferenciación. Tan solo existe un orgasmo, independientemente de cual sea la vía de estimulación, clítoris o vagina.

Por otro lado, la pérdida de interés sexual puede ser ocasionada por muchos factores, entre ellos, las preocupaciones, el estrés, la ansiedad, el cansancio, la dificultad de conectar con las sensaciones eróticas o el plantearse expectativas sexuales demasiado exigentes. Sería conveniente, que acudieses a un sexólogo para resolver tus dudas y explorar cuales son los factores que intervienen en tu falta de deseo. En ocasiones, suele ocurrir que no se trata de una falta de deseo sexual por una de las partes, sino en un desequilibrio en el deseo sexual de la pareja. Otro aspecto importante a analizar sería, si existe una falta de información o hay una información errónea en la base. En muchas ocasiones, estas son las causas de que una persona contemple su situación como un problema y esta percepción es la responsable de que le afecte directamente en las relaciones. Tras aclarar algunas cuestiones, la persona suele recuperar la seguridad en sí misma, su autoestima y mejorar la calidad de vida sexual.

CONSULTA TODAS LAS RESPUESTAS (12 de noviembre)


Si quieres enviar tu pregunta, hazlo aquí.