Misionero

La postura del misionero, la del perrito o la de la cuchara son las más recomendadas para estimular el punto G femenino. Tengas o no mucha práctica, seguro que hay posturas muy excitantes que aún no has experimentado, y algunas de ellas son perfectas para alcanzar las zonas más sensibles de tu pareja. ¡No te pierdas las mejores posturas para estimular el punto G!