Cambia horarios - 4 (Inmagine)

Larger image

Al final la hora del sexo se ha convertido en algo estático y planificado: siempre los viernes por la noche. Como comer, beber, ir al gimnasio o acudir al baño, has acostumbrado al cuerpo a un hábito y ya terminamos por hacerlo de forma automática 'porque ahora es lo que toca'. Intenta despistar al cuerpo y cambiarle los horarios de forma que practiques sexo un martes por la noche, el domingo al despertarte o el sábado por la tarde.