Punto G

Los puntos G, A y U pueden estimularse de varias maneras, bien a través de la penetración, bien a través del sexo oral o de la estimulación manual. Respecto al Punto K, existe pero llegar a él es demasiado complicado.