Si falla, no pasa nada

Combina un escenario romántico con velas, música e incienso, un gel de chocolate, unas caricias por todo el cuerpo enjabonando al otro y lo mejor del sexo oral. Todo eso regado con agua caliente recorriendo tu piel. El resultado será el mejor orgasmo que hayas tenido.