Deseo

Muchas veces el trabajo, la familia, la casa, los estudios... hacen que nuestra libido baje y merman la calidad de nuestra vida sexual. A éstas se añaden otras causas de la desaparición del deseo sexual, como los problemas en el parto o la menopausia quirúrgica. Si es tu caso no desesperes, porque el deseo se puede recuperar. ¡Descubre cómo!