Adaptación del libro del mismo título de Umberto Eco, cuenta en su reparto con un adolescente Christian Slater, que interpreta a un novicio que sigue a su maestro, Guillermo de Baskerville (Sean Connery) para resolver una serie de crímenes. Hay una escena en la que Adso de Melk (Christian Slater) descubre a una hambrienta y pobre aldeana (Valentina Vargas) en la cocina de la abadía y ambos mantienen una de las escenas de sexo más animal del cine.