Arrastra este icono a la barra de tareas para anclar esta página
Arrastra este icono a la barra de tareas para anclar esta página
Cerrar
Cerrar
Cerrar
Cerrar
Sexo, amores y desamores

Intimidad sexual y nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías facilitan la grabación y difusión de imágenes y texto de contenido sexual. Y cada vez salen a la luz con más frecuencia imágenes que iban destinadas al ámbito privado.

Por María Pérez 12 sep. 2012 17:31
No hemos visto el video de la concejala masturbándose, como tampoco quisimos ver en su día el que subrepticiamente le grabaron a Pedro J. Las graves consecuencias que para algunas personas tienen la difusión de esas imágenes hacen que nos identifiquemos con la víctima y nos neguemos a seguir la cadena exhibitoria. El haber conocido en consulta el calvario que viven estas personas incrementa nuestra empatía y hace que abominemos de la difusión no autorizada de imágenes sexuales a través de dispositivos móviles e Internet. 

Para poder conocer mejor estos fenómenos, que son relativamente nuevos, es importante identificar las conductas asociadas y distinguir claramente entre: sexting voluntario, sexting involuntario, sextorsión, grooming  y cyberbullying. También es muy importante que los sistemas judiciales puedan definir claramente cada comportamiento para tomar las medidas oportunas y aplicar las sanciones pertinentes.

 “Sexting” voluntario

Se define generalmente como enviar, recibir o reenviar mensajes sexualmente explícitos o imágenes de desnudos, parcialmente desnudos o sexualmente sugestivas de uno mismo o de otros a través de un teléfono móvil, correo electrónico, Internet. Algunos autores limitan el término “sexting” a la difusión de contenidos producidos por el propio remitente. La palabra, obviamente es un anglicismo, surge de la contracción de “sex” y “texting”, porque empezó haciendo referencia a los mensajes eróticos que se envían por SMS.
 
“Sexting” involuntario

Como su nombre indica, cuando la persona implicada no da el consentimiento para su publicación, o las envía por error, o se las roban, como fue el caso de la conocida actriz Scarlett Johansson.

Ciberbullying 

El “ciberbullying” o “ciberacoso” entre iguales supone el hostigamiento de un menor hacia otro menor, en forma de insultos, vejaciones, amenazas, chantaje, etc., utilizando para ello un canal tecnológico. Muchos de los menores que ven difundidas sus imágenes sexuales, son víctimas de “ciberbullyng”, al ser acosados y molestados por sus compañeros, con motivo de esa violación de su intimidad.

“Sextorsión” 

Cuando se chantajea, amenazando con la publicación de fotografías o vídeos de contenido sexual, al protagonista de las imágenes. En muchos casos se utiliza para obtener favores sexuales de la víctima, que puede ser menor o mayor de edad.

“Grooming” 

El grooming se define como el conjunto de estrategias que una persona adulta desarrolla para ganarse la confianza del menor a través de Internet con el fin de abusar de ellos sexualmente.

En esta sección publicamos un post, Internet y abusos sexuales, en el que relatábamos como unos menores, víctimas de abusos sexuales, habían sido chantajeados por este método, convirtiéndose en víctimas de “sextorsión”. Los menores fueron “captados” por un abusador desaprensivo que utilizó estrategias propias del “grooming”. Se trata de una situación delicada y difícil de abordar por un menor de edad. Los adolescentes, temerosos ante la posibilidad de que su extorsionador pueda difundir las imágenes que le comprometerían públicamente y ante su familia, pueden acceder a su chantaje, que normalmente consiste en seguir enviándole fotografías o vídeos de carácter sexual, y, en casos extremos, realizar concesiones de tipo sexual con contacto físico, como les ocurrió a estos menores. 
Hay que entender que para las personas que ven como sus imágenes sexuales son difundas de manera indiscriminada, la situación no es fácil. La conducta sexual es una conducta íntima en nuestra cultura y verse expuesto de ese modo puede tener consecuencias psicológicas y sociales muy negativas.

Recordamos el caso de una chica, -la vamos a llamar Marta- a la que grabó un chico, con el que ella no había querido salir, durante una fiesta. Estaban en una casa de campo y el chico, obsesionado con ella, la siguió hasta la habitación donde se refugió con su novio buscando intimidad. El chico grabó la escena a través de una ventana. Marta, que vivía en un pueblo pequeño, lo pasó fatal. Las imágenes no eran nítidas, pero él ya se encargó de difundir su nombre. De manera que todo el pueblo tenía acceso al vídeo, en el que ella le hacia una felación a su novio. Hasta les llegó al móvil de sus primos y sus tíos. 

Marta estuvo al borde de la depresión, retraída no se atrevía a salir a la calle; se sentía observada y juzgada. La sensación de vulnerabilidad hizo estragos en su autoestima, al ver que su espacio más íntimo no había sido respetado. Le costó darse cuenta, que ella no tenía nada de qué avergonzarse, que, al fin y al cabo, había tenido sexo con su novio en un espacio privado, igual que hacen muchas chicas de su edad. Que la conducta reprobable era la grabación y difusión de las imágenes. Que esa persona había cometido un delito y era la que tenía que avergonzarse de su conducta y ser censurada socialmente. Afortunadamente pudo contar con todo el  apoyo de sus padres y con ayuda  psicológica. Actualmente Marta es una chica muy inteligente, que está terminando una ingeniería y ha aprendido a vivir con eso. Porque ella sabe que esas imágenes siempre circularán por ahí, que hay muchas copias distribuidas que pueden aparecer en cualquier sitio.  

No tuvo la misma suerte la chica de la foto, Jesse Logan, que se suicido a consecuencia de la difusión, que hizo su novio, de unas fotos sexualmente explícitas a los compañeros de instituto. Que se burlaron de ella y la acosaron sin tregua, hasta que no pudo más y se ahorcó.

En un reciente estudio se han encontrado múltiples referencias de suicidios que se producen debido a la difusión no consentida de imágenes sexuales; además de graves daños psicológicos como hemos podido ver.  

No obstante, parece que no todo es tan negativo en el uso de las nuevas tecnologías, la próxima semana presentaremos recientes estudios que estiman que hay parejas que utilizan el sexting, como una conducta más del cortejo, sin que se asocie a conductas sexuales de riesgo o a problemas psicológicos. 

3Comentario
13 sep. 2012 18:15
avatar

Estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Yo también me he negado a ver el vídeo de la concejala. El que debería esconderse del resto de la sociedad por sinverguenza debería ser el que difundió el video, no la protagonista.En los tiempos que corremos, donde cada vez se usan más estos métodos entre parejas, las leyes deberían ser mucho más claras y duras. No por enviar un video sexual a un novio de una misma, por ejemplo, le da permiso al novio para mostrarlo a terceras personas. Y ya no digo si ese video se ha conseguido sin consentimiento de la propia persona protagonista.

 

14 sep. 2012 13:47
avatar
Pues estoy completamente de acuerdo con el comentario anterior: una cosa es que ella lo publique y acepte que todo el mundo lo vea y otro que se lo roben y difundan por todos los medios a través de la red. Al igual que que se grabe a alguien sin consentimiento, se la engañe y manipule para tales fines, sea sexual o no. ¿Ya no hay privacidad? Además, un punto a favor es la historia de la chica que cuentan, no por lo que le pasó a ella porque es un hecho real, una historia desgraciada y traumática que ojalá no se vuelva a repetir, que es la difusión de la información indebida, "con pelos y señales". ¿No tiene remordimientos la persona que lo hizo? Porque causó una muerte... Y así, hasta hoy, muchos adolescentes y no tan mayores, por venganza, celos o envidias que han subido videos porno de sus ex (por ejemplo, otro caso con final no traumático es el de Paris Hilton), lo cual pienso que a nadie le gusta que le hagan...Con lo fácil que es comunicarse...
22 sep. 2012 17:33
avatar

Me quedo como lo más importante la parte que dice que lo reprobable es la difusión de las imágenes sin consentimiento, y es tan culpable como el primero que las reenvía sin consentimiento como todos los demás que siguen distribuyéndolo, son cómplices del daño que produce y son todos despreciables. La víctima no debería sentirse culpable, y todos sus vecinos y familia deberían protegerla, en vez de increparla o criticarla solo porque no comparten su forma de ver su sexualidad.

Denunciar
Por favor, ayúdanos a mantener una comunidad saludable reportando contenido ilegal o comportamientos inapropiados. Si crees que tu mensaje va en contra delCódigo de conductapor favor, utiliza este formulario para notificar abusos a los moderadores. Ellos investigarán tu mensaje y tomarán las acciones correspondientes. Si es necesario, reportarán conductas ilegales a las autoridades correspondientes.
Categorías
Límite de 100 caracteres
¿Confirmas que deseas eliminar este mensaje?
Sobre el blog

Disfrutar de la sexualidad supone un continuo aprendizaje que implica, más allá de la mecánica sexual, aspectos emocionales y afectivos. Especialistas del Instituto Espill exponen, con criterio y naturalidad, sus reflexiones para favorecer el disfrute de una sexualidad más feliz y responsable, de manera abierta y sin tapujos.

Sobre la autora
  • María Pérez ConchilloMaría Pérez Conchillo

    Sexóloga fundadora y directora del Instituto Espill de Valencia, Co-Directora del Máster de salud sexual de la UNED y Presidenta de la Academia Española de Sexología Y Medicina Sexual; lleva más de 30 años de vida profesional dedicada a la promoción de los derechos sexuales y la salud sexual.

No hay tweets disponibles
Leer más
Cerrar
Cerrar
  • Arrastra el icono de MSN a la barra de tareas para anclar esta página
  • Arrastra el icono de MSN a la barra de tareas para anclar esta página
  • Arrastra el icono de MSN a la barra de tareas para anclar esta página

Descubre cómo anclar esta página al menú de inicio


Para anclar esta página a tu barra de tareas, solo tienes que arrastra el icono de MSN de:

  • la barra de anclaje
  • la barra de direcciones
  • la pestaña de Internet Explorer

a la barra de tareas de Windows, en la parte inferior de tu pantalla

  • Las páginas ancladas te ofrecen el contenido que más te gusta de un modo mucho más rápido

Ventajas de anclar una página


Las páginas ancladas te ofrecen el contenido que más te gusta de un modo mucho más rápido

  • Abre tus páginas favoritas de MSN sin tener que abrir antes el navegador
  • Utiliza la 'JumpList' para acceder directamente a las secciones más importantes de MSN y enterarte en tiempo real de las últimas novedades
  • Ancla tantas secciones de MSN como quieras: Mujer, Entretenimiento, …